Día Mundial sin tabaco: además de la salud ¿Cómo afecta al medioambiente?

Día Mundial sin tabaco: además de la salud ¿Cómo afecta al medioambiente?

Cada 31 de mayo, se conmemora el Día Mundial Sin Tabaco (DMST), instituido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el objetivo de concientizar sobre los riesgos para la salud asociados al consumo de tabaco, promover una vida sana y proteger a las futuras generaciones.

Este año, el lema elegido es “El tabaco, una amenaza para nuestro ambiente” con el objetivo de sensibilizar a la población sobre el impacto ambiental que tiene el tabaco, desde su cultivo y producción hasta su distribución, sin olvidar los residuos que genera.

El consumo de tabaco es la principal causa prevenible de enfermedad, discapacidad y muerte en el mundo. Según la OMS, cada año mueren casi 8 millones de personas en el mundo a causa del tabaquismo mientras que en Argentina, más de 45.000 personas por año mueren por enfermedades relacionadas con el tabaco.

Cuando se fuma tabaco se genera un humo que contiene unas 7000 sustancias tóxicas, de las cuales unas 70 generan cáncer. Cada año, el humo de tabaco a nivel mundial contribuye con miles de toneladas de carcinógenos humanos, tóxicos y gases de efecto invernadero.

Las colillas concentran muchas de las sustancias tóxicas del tabaco y son la principal causa de basura en el mundo. Representan entre el 30 y el 40 % de los residuos recogidos en actividades de limpieza urbana, incluye playas, montañas, plazas y cualquier otro espacio donde se realizan actividades sociales, recreativas o no.

El lema de este año en definitiva no solo implica sensibilizar a la población general sobre el impacto ambiental que tiene el tabaco, sino hacer comprender especialmente a las personas que fuman que dejar de fumar significa también proteger el ambiente y tener en cuenta las siguientes consideraciones:

· El consumo de tabaco afecta el ambiente donde se mueve el fumador, incluyendo el aire, el suelo y el agua.

· Lo mejor que podes hacer por tu salud y la del ambiente es dejar de fumar: Menos consumo = Menos daño ambiental.

· No tirar las colillas de cigarrillos en la calle o por el inodoro. Se recomienda que la disposición final de las colillas se realice en un elemento aislado, como una botella o bidón PET. De este modo, cuando el residuo llega al relleno sanitario se evita que se descomponga en contacto directo con el ambiente.

· Las colillas que se tiran al piso contaminan el suelo y el agua que tomamos, por esto si fumas, usa siempre un recipiente en donde puedas guardarlas colillas: un frasquito, alguna cajita con tapa, una lata pequeña, etc. Podes reutilizar algo que encuentres en casa que sea pequeño, cómodo y cuente con algún cierre hermético. Si no tenes ningún recipiente a mano arroja las colillas en el cesto de residuos más cercano.

· Respetar los ambientes cerrados 100% libres de humo de tabaco.

· Recordar que existen tratamientos efectivos para dejar de fumar, que el ejercicio físico puede actuar como aliado y que pueden solicitar orientación sobre cesación tabáquica a la línea de ayuda 0800-999-3040 y consultando al centro de salud más próximo.