“Llevo cuatro días sin mi hija, necesito que me la devuelva. Si es necesario me encadenaré de nuevo”

“Llevo cuatro días sin mi hija, necesito que me la devuelva. Si es necesario me encadenaré de nuevo”

Una joven madre de Roca tomó la decisión de encadenarse esta mañana en las puertas de Ciudad Judicial para pedir que le restituyan a su hija. La menor tiene 1 año y 8 meses; desde el fin de semana se encuentra con su padre.

En diálogo con DLN, nos comentó su situación y el pedido que le hace a la justicia. “Llevó cuatro días sin ella. Veo la ropa y juguetes de mi nena, no paro de llorar”, relató con angustia.

En detalle, declaró que todo comenzó el domingo a las 9h, cuando su ex pareja fue a buscar a la hija de ambos y se la llevó a su casa.

“Tengo una prohibición de acercamiento sobre él, sufrí violencia física y llegué a un punto en el que decidí defenderme. Luego, tuvimos a mi hija y el me violentaba psicológicamente. Estuvo 35 días sin ver a mi nena, donde supuestamente dijo que iba a tribunales todos los días. Este era el segundo domingo que la veía y la cuidaba. Nunca prohibí que la viera”, remarcó.

La joven mencionó que durante todo el día le cambiaba el horario en el que iba a llevarle a la nena. Fue a las 14 del domingo cuando pierde todo tipo de contacto y comienza a llamar a la familia de su ex. En su descripción de los hechos, indica que a la medianoche recibe una llamada para avisarle que iría a su casa con la menor al otro día.

“El lunes me llama mientras estaba en mi trabajo y me dice que había hecho una exposición en la Comisaria de la Familia, donde le dijeron que no me entreguen la nena. Fui a su casa y no había nadie, fui a la casa de su familia y me amenazaron. Volví a su casa y me dijo que iba a llamar a la policía”, comentó.

Con la voz quebrada nos comenta: “Mi hija escuchó mi voz y lloraba , él se negó a abrirme.  Llegó la policía y me corrieron de ahí. Me negué en todo sentido, volví a la Comisaria de la Familia y me dijeron que no era todo tan rápido”.

Horas después le llegó una citación de la Senaf: “Me enteré que el papa había hecho una denuncia de violencia de mi parte hacia mi hija y dijo que no le doy de comer”.

Ante esto, desmintió la acusación y pidió la restitución. Indicó que se descartó que ella ejerciera violencia y que su ex le mencionó que la denunció por la restricción que ella había solicitado meses atrás.

Cuenta que en Ciudad Judicial le informaron que el pedido iba a tardar mínimo, 15 días. Al ver este panorama decidió encadenarse.

“Le pedí una solución ya. Me encadené, a los 10 minutos salieron y me dijeron que me estaban esperando para firmar y así la jueza daba la autorización para retirar a mi hija. Que a más tardar hoy la iba a tener conmigo. A las 14 llame para consultar, y quedaron en avisar a las 16h. Hasta ahora no tengo noticias, voy a esperar hasta mañana y tomar la misma medida hasta que me la den”, sentenció.

Entiende que el accionar de su ex pareja es un acto más de violencia hacia ella y que luego de este episodio tiene miedo a como él pueda reaccionar. “El no corta la relación , me controla, me controla Facebook, controla con quien estoy. Me dijo que si volvía a tener otra relación me pegaba. Tengo miedo que, si vuelvo a tener a mi hija, me pase algo. No sé cómo él va a reaccionar”, aseguró.

Además, agregó: “No me hubiese gustado llegar a lo que llegue hoy, pero tenía que cuidarme y cuidar a mi hija. Necesito que él me la devuelva.  No pienso negarle a su hija ni realizarle ninguna denuncia porque ella lo necesita”.