Vecinos reclaman por facturas de hasta 500 mil pesos que les llegaron de Edersa

Vecinos reclaman por facturas de hasta 500 mil pesos que les llegaron de Edersa

Desde las 10 de la mañana, vecinos y vecinas de la ciudad se acercaron a la sede de Edersa para exigir respuestas por las facturas del servicio que llegaron con montos «impagables».

Alrededor de 30 personas dejaron su reclamo manifestado en el libro de quejas y en diálogo con este medio aseguraron que la empresa no les da respuesta: «sólo nos dieron un número de teléfono que es del EPRE, pero no nos atiende tampoco».

Todo comenzó con una publicación de Gabriela (vecina de la ciudad) en facebook y a partir de ahí se fue expandiendo. Varios y varias personas manifestaron que les había ocurrido lo mismo.

«Llegó alguien de Edersa, nos hizo firmar un acta acompañado de la policía, hicieron algo en el medidor porque supuestamente no andaba y ahora nos llegó la boleta imposibles de pagar y que si no pagamos nos cortan la luz la semana que viene» contaron quienes se hicieron presente en Edersa esta mañana.

«Recibí el martes una boleta de dos pagos de 216 mil pesos a pagar el 31 de octubre, menos de una semana para pagar un monto imposible. Nos cambiaron el medidor porque dicen que no había consumo, pero nada más, no entendemos que pasa» relató Roxana, que además dijo tener a su mamá insulinodependiente.

Plan de seguridad pública, hurto y fraude

Este medio se comunicó con Edersa para conocer el motivo de estas facturas. Desde el área de prensa, aclararon que esto está directamente relacionado al robo de energía, es decir, que esos medidores fueron adulterados o incluso los han quitado y están conectados directamente con cables, algo que es altamente riesgoso.

Se trata de un «Plan de seguridad pública, hurto y fraude» que se realiza todos los años y en toda la provincia, pero que causa sorpresa ya que durante la pandemia no se hizo.

«Primero se revisa si hay peligro de seguridad pública y en segundo término para saber si hay hurto o fraude de energía ya que todo esto conspira y pone en riesgo a la comunidad, además de que genera perjuicio contra la calidad del servicio de quienes pagan» explicaron.

Esto se hace revisando anomalías o alteraciones en los medidores (o donde deberían estar), se llama a un servidor público (en estos casos a un efectivo policial) que oficia de testigo, se labra el acta y se lo hace firmar al responsable del domicilio.

Ante la inquietud de los usuarios, desde Edersa informaron que se pueden acercar a las sucursales, y allí «se ve la capacidad y voluntad de pago» para acordar como pagar el monto y la multa y evitar el corte de servicio.

Los montos varían de acuerdo a una gran cantidad de variables, pero lo que se hace es «ir al registro histórico de consumo y se ve donde está la fluctuación y de ahí se hace el recupero» finalizaron.